Se crean Manuales Administrativos de la Dirección de Investigación Judicial

A partir de julio de 2017, entraron en vigencia los Manuales Administrativos creados para la Dirección de Investigación Judicial.

El Departamento de Investigación Judicial, de acuerdo a la página oficial de la Corte, es el órgano encargado de aplicar el régimen disciplinario de la Ley de la Carrera Judicial y tiene entre sus funciones la investigación y control judicial, capaz de fiscalizar o detectar actos reñidos con la moral o la honradez y donde el funcionario honesto y capaz encuentre apoyo y respaldo. En el 2004 se acordó crear el Departamento de Investigación Judicial,  pero fue hasta el 7 de septiembre de 2006, en Corte Plena, que se acordó elevar la importancia orgnaizacional del mismo a Dirección de Investigación Judicial.

El objetivo básico de los manuales es el suministrar un marco referencial dirigido a orientar la sistematización de las actividades y funciones que realiza la Dirección en apoyo a la Corte Suprema de Justicia. En el documento en el que se consignan los mismos, se incluyen tres manuales: el Manual de Organización, el Manual de Descripción de Puestos y el Manual de Procedimientos. 

Esta herramienta de la Dirección permitirá que se cuente con una guía sobre la forma de organización, funciones y procedimientos; así como sobre las personas y unidades con las que ésta interactúa, logrando así la delimitación de responsabilidades. Además, con los manuales se definen las relaciones funcionales de coordinación y cooperación, promoviendo el aprovechamiento racional de los recursos disponibles y reforzando el control de las operaciones existentes. 

Estos Manuales Administrativos tienen su ámbito de aplicación únicamente en la Dirección de Investigación Judicial de la Corte Suprema de Justicia. De esta manera, se busca colaborar en la labor de depuración del Órgano Judicial, manteniendo una investigación y control de las conductas de los Magistrados de Cámara y Jueces de Primera Instancia y de Paz, permitiendo así el dar respuesta oportuna a cualquier denuncia que se interponga en contra de los funcionarios judiciales, o aquellos procesos iniciados de manera oficiosa.

La creación de estos manuales es un avance en la celeridad de la justicia, abriendo una oportunidad para que se cumplan con los plazos que se disponen legalmente. El tener instrumentos de este tipo, permitirá que tengamos procesos judiciales más organizados y estructurados, mejorando también su calidad.

Vea los manuales completos aquí