La Sala de lo Constitucional, por medio del Habeas Corpus 119-2014, declaró inconstitucional la condición de hacinamiento en la que se encuentran las personas privadas de libertad que están cumpliendo sus condenas en centros penitenciarios, así como los recluidos en bartolinas policiales.

El proceso inició a partir de que tres detenidos interpusieron procesos de habeas corpus. Los peticionarios argumentaron que durante el periodo que se han encontrado en las delegaciones de la PNC han sido víctimas de tratos vejatorios y han contraído enfermedades a causa de la situación de insalubridad.

La Sala de lo Constitucional resolvió que en los tres casos procedía conceder el habeas corpus, en cuanto se afectaba el derecho a la integridad personal y la salud y porque algunos de los demandantes habían cumplido parte de su pena en una bartolina policial, cuando debían hacerlo en un centro penitenciario.

La sentencia, además de producir un efecto individual para los peticionarios, declaró que el hacinamiento carcelario es un estado de cosas inconstitucional con efecto general.

La Sala de lo Constitucional fundamentó que además de las violaciones a derechos como la salud y la integridad personal, no se está tutelando el derecho a la reinserción.

La declaratoria tiene el efecto de que varias instituciones del Estado deberán iimpulsar las medidas y políticas públicas que sean necesarias para alcanzar ciertos estándares de espacio por cada reo y para garantizar la salud y la reinserción social.

Descargue aquí la sentencia