El 25 de abril de 2016, la Sala de lo Constitucional emitióuna resolución en el procesode inconstitucionalidad 41-2016, mediante la cual declaró improcedente la demanda presentada en contra de la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (Ley SAP) vigente. La Sala Consideró que los demandantes no incluyeron el fundamento de derecho de su pretensión.

La demanda había sido interpuesta por los ciudadanos Oscar Canjura, Juan Carlos Sánchez, Maximiliano Martínez, Saúl Antonio Baños y Héctor Carrillo, quienes argumentaban que existieron vicios de forma en la aprobación de la Ley SAP de 1996, consistentes en que el dictamen favorable sobre dicha ley emitido por la comisión que lo estudió, no se aprobó siguiendo los requisitos establecido por el Reglamento Interior de la Asamblea Legislativa (RIAL) en lo relativo a los diputados que debían firmarlo, con lo cual se vulneró el proceso de formación de ley.

La Sala de lo Constitucional expuso que los demandantes sostuvieron que hay una violación a la Constitución de la Republica al incumplirse el procedimiento establecido por el RIAL, pero omitieron establecer las disposiciones constitucionales que se habrían afectado, lo cual es indispensable para poder analizar de la pretensión.